La soldadura aluminotérmica es un procedimiento en el que, gracias a la reacción provocada por la reducción del óxido de cobre por el aluminio, se obtiene una unión duradera de dos elementos metálicos (cobre-cobre o cobre-acero).

La reacción tiene lugar en un molde de grafito en el que previamente se han introducido los elementos a soldar y la carga necesaria. Dando lugar a una unión duradera, compacta y homogénea entre los elementos.

La conductividad de la conexión mediante soldadura, es igual o superior a los dos conductores unidos.

La conexión es resistente a sobrecargas o intensidades. 

SOLICITAR INFORMACIÓN AHORA