31.Mayo.2016

Debe tenerse en cuenta que puede existir riesgo de caída de rayo, antes de percibir alarmas visuales o acústicas de que hay una tormenta, por lo que la seguridad frente a este tipo de fenómeno ha de ser considerada y aplicar las medidas preventivas necesarias.

Existen sistemas de alarma temprana que permiten recibir avisos con antelación de la probabilidad de caída de rayo.

Las personas que se encuentran en el exterior de una estructura se exponen a un mayor riesgo de ser alcanzadas por un rayo, tanto por impacto directo como por tensión de paso.

Para las personas que se encuentran en el interior de un edificio pueden exponerse a peligros tales como:

  • El aumento brusco de potencial de elementos ligados a líneas que provienen del exterior, como líneas eléctricas, teléfono o cables de antenas.
  • Los objetos metálicos en el interior de una estructura que pueden también alcanzar potenciales elevados y producirse tensiones de contacto.

 

Como protegerse de la caída de un rayo

La mayoría de víctimas por caída de rayo suelen producirse justo antes o justo después de un episodio tormentoso, esto sucede porque lógicamente las personas son conscientes del peligro de salir al exterior en plena tormenta eléctrica.

El rayo es un fenómeno altamente peligroso, por lo que debe evitarse exponerse al riesgo de ser alcanzado por una descarga electroatmosférica.

Las personas que quieran protegerse del rayo deberán tomar las siguientes precauciones que ofrecemos en esta guia:

  • No programar actividades en el exterior cuando exista riesgo o pronóstico de tormentas, cancelando toda actividad al aire libre. Conviene prestar atención a los partes meteorológicos durante la temporada en que son más frecuentes las tormentas y no partir hacia media o alta montaña con riesgo claro de tormenta.
  • En caso de sentir un cosquilleo en la piel, que se eriza el cabello y que los objetos metálicos o que terminan en punta metálica emiten un extraño zumbido parecido al de una colmena y se producen chispas o destellos la tormenta está próxima.
  • En el supuesto que la tormenta suceda mientras se están realizando actividades al aire libre, buscar refugio en un lugar que tenga tejado unido eléctricamente a tierra o en una estructura completamente metálica o dentro de un coche con el motor apagado y las ventanas cerradas (las tiendas de campaña convencional  no ofrecen ninguna protección).
  • Evitar correr, más aún con la ropa mojada, montar en bicicleta o a caballo. Evitar entrar en el agua o nadar.
  • Evitar el contacto o proximidad a estructuras metálicas, vallas metálicas, railes de ferrocarril, etc…
  • Dentro de un edificio, evitar el uso de teléfonos fijos conectados con cable a la línea telefónica.
que hacer tormenta con rayos

 

En caso de ser inevitable la exposición al rayo

posición para evitar relampagos

Si las medidas expuestas en el punto anterior no se pueden realizar y la exposición a la tormenta eléctrica es inevitable, realizar la posición corporal expuesta a continuación:

  • Juntar los pies el máximo posible, es el punto más importante para evitar tensiones de paso, el daño al cuerpo lo produce la corriente que lo atraviesa, si reducimos las tensiones de paso reduciremos la cantidad de corriente que atraviesa el cuerpo.
  • Se debe reducir la propia altura (agacharse en cuclillas).
  • Evitar poner las manos en el suelo o en ningún objeto conectado a tierra.
  • Alejarse de los lugares elevados, colinas o promontorios, y de los árboles de gran altura o aislados.
  • No llevar objetos que sobresalga por encima de la cabeza (herramientas, piolets, paraguas, palos de golf, cañas de pescar, etc…)
  • No llevar objetos metálicos (evillas del cinturón, calzado con elementos metálicos, gafas, pendientes,etc...)
  • Mantener la guardia hasta 30 minutos despues de escuchar el último trueno.

Primeros auxilios en caso de impacto de rayo.

Los primeros auxilios a realizar son los mismos que para las descargas eléctricas o las quemaduras. Personal cualificado debe realizar maniobras reanimación a la máxima brevedad, ya que una rápida respuesta puede salvar la vida de la persona afectada por el rayo.

  • Si la persona está inconsciente, comprobar si hay pulso y respiración.
  • Si tiene pulso pero no respiración, empezar la respiración boca a boca.
  • Si no tiene pulso, comenzar las maniobras de resucitación cardiopulmonar.
  • Las personas que sufren parada cardiorrespiratoria por un rayo tienen mayor probabilidad de salir de la misma que la que se debe a otras causas, por lo que es de la máxima importancia comenzar la reanimación cuanto antes.
  • Comprobar si hay otras lesiones, tales como fracturas. En caso de sospecha de fractura vertebral evitar todo movimiento.
  • Las quemaduras deben buscarse especialmente en dedos de manos y pies y en zonas próximas a hebillas, joyas, medallas, etc. Lo habitual es que haya dos áreas que presenten quemadura, correspondientes a las de entrada y salida de la corriente eléctrica.
  • Mantener caliente a la víctima hasta la llegada de los equipos de urgencia.
  • Si una persona alcanzada por un rayo se muestra tan solo aturdida y no parece presentar heridas de importancia, aun así debe recibir asistencia médica para valorar el impacto real del rayo sobre su organismo.
guia seguridad rayos