Estos edificios deben estar preparados por los posibles efectos del rayo y proteger a las personas.

INGESCO garantiza la protección en los hoteles, para asegurar la seguridad de todas las personas y el funcionamiento de los servicios.

En los hoteles existen muchos equipos sensibles que pueden verse dañados por un rayo o por las sobretensiones que estos generan. Centralitas de teléfono, alarmas contra incendios o el aire acondicionado son algunos ejemplos.

Además, el riesgo de pánico en caso de incidentes es mayor en este tipo de edificios. Por ello, en Ingesco trabajamos con sistemas de seguridad adaptados a los hoteles para mantener la calma durante una tormenta.

Necesitan protección porque
  • Gran aglomeración de personas. Alto riesgo de pánico en caso de incidentes.
  • Macro estructuras.
  • Zonas abiertas.
  • Equipos sensibles (centralitas de teléfono, contra incendios), máquinas (aire acondicionado), etc.. Pueden ser dañados por un rayo o sus efectos (sobretensiones) produciendo pérdidas en el servicio.

Productos relacionados