Minimizamos el riesgo de impacto del rayo en las torres eólicas.

En el sector de las eólicas, el rayo supone un gran riesgo por la exposición constante de las infraestructuras a las tormentas. En Ingesco desarrollamos la forma óptima de proteger las estructuras eólicas de los rayos.

Pese a tratarse de instalaciones de difícil acceso y de un alto grado de incidencias de rayos, contamos con contadores de alta sensibilidad para este tipo de estructuras.

Necesitan protección porque
  • Estructuras metálicas de gran altura, situadas en zonas aisladas.
  • Estructuras con un número elevado de incidencias de rayos.
  • Componentes altamente sensibles a las sobretensiones y a impulsos electromagnéticos.
  • Instalaciones de difícil acceso, no disponen de personal in situ.
  • Necesidad de control remoto sobre ellos.